Reflexión para la Pascua 2022: «La vida que triunfa o lo que triunfa en la vida»

Reflexión para la Pascua 2022: «La vida que triunfa o lo que triunfa en la vida»
Reflexión para la Pascua 2022: La vida que triunfa o lo que triunfa en la vida

Pasado ya el ecuador del tiempo pascual, del momento en el que los cristianos celebramos que la muerte ha sido vencida y que ha triunfado la vida por encima de todo sufrimiento y de toda desesperanza en la experiencia de los discípulos, caminamos hacia el tiempo ordinario, sin olvidar algunas fiestas significativas que marcarán el camino de los próximos domingos. Con los instrumentos guardados, los hábitos planchados, los atributos recogidos y limpios, nuestras imágenes en sus lugares caminamos hacia la normalidad del año tras el estrés y el agobio de la Cuaresma y tal vez olvidando que somos testigos de lo que triunfa en la vida – aunque por conocimiento nos pueda pasar desadvertido.

La experiencia de Jesús en la cruz, con sus Siete Palabras como momento álgido, se encuentra transformada con la resurrección vivida pero totalmente inesperada por los apóstoles. Los primeros discípulos tras la muerte de Jesús habían asumido que todo había acabado, que el sueño vivido y comenzado en las hermosas orillas del lago de Galilea se había caído por si solas. Y esa es la clave de la Pascua, en lo inesperado de la vida, en el correr de cada día, Dios sigue caminando con el hombre, Jesús ha vencido la muerte y sigue caminando con cada hombre y cada mujer de todo tiempo.

La vida que triunfa se ha convertido en lo que triunfa en la vida, que la persona nunca camina sola porque ha enviado su Espíritu Santo para cautivar el corazón y las ganas de construir el Reino de Dios. La Vida triunfante sobre la muerte, la desesperanza, el sinsentido y la barbarie ha hecho que su Presencia triunfe en la vida de cada uno de los hombres y mujeres de nuestro tiempo.

“Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo” (Mt 28,20); “Recibid el Espíritu Santo” (Jn 20,22). De esta forma, después de haber transformado la experiencia de la cruz, Jesús se despide de sus discípulos para siempre y comienza el momento más decisivo para los cristianos, andar o quedarse parados, caminar hacia el anuncio del Evangelio o hacia la desesperanza.

Inmersos en un proceso sinodal cuya fase diocesana ha concluido, pendientes de tantos proyectos diocesanos de pastoral, de tantas propuestas en nuestra cofradía, … Es el momento de ser conscientes de que lo que triunfa en la vida no es tan evidente para muchas personas de nuestro tiempo y por eso, tal vez más que nunca, deberemos hacerlo presente y evidente, real y cercano, también celebrando las próximas fiestas litúrgicas que como comunidad cristiana estamos llamados a vivir: la venida del Espíritu Santo como fuerza que activa a los discípulos a anunciar el Evangelio, la jornada de orar por los su dedicación es la oración por el mundo, el día del Corpus porque Dios camina con el hombre haciéndose alimento para el camino y fuerza para la vida también para la de aquellos que viven con dificultad,…

La Vida ha triunfado para que triunfe en la vida; seamos conscientes; hagámoslo posible.

Pablo Vadillo Costa
Sacerdote y hermano de la Cofradía
Vicerrector del Seminario Menor de Zaragoza