Sínodo de la sinodalidad: comunión, participación y misión

Sínodo de la sinodalidad: comunión, participación y misión
Sinodo de la Sinodalidad

“Sínodo” es una palabra antigua muy venerada por la tradición de la Iglesia, que expresa el camino que recorren juntos los miembros del Pueblo de Dios. Se refiere al Señor que se presenta a sí mismo como “el camino, la verdad y la vida” (Jn 14, 6), y al hecho de que los cristianos, sus seguidores, en su origen fueron llamados “los discípulos del camino” (cfr. He 9, 2; 19, 9.23; 22, 4; 24, 14.22).

Por tanto, la sinodalidad es el estilo peculiar que califica la vida y la misión de la Iglesia expresando su naturaleza. Es el caminar convocados por Jesús, con la fuerza del Espíritu Santo, para anunciar el Evangelio. Debe expresarse en el modo ordinario de vivir y obrar de la Iglesia.

Al convocar este Sínodo, el papa Francisco invita a toda la Iglesia a reflexionar sobre un tema decisivo para su vida y su misión: el camino de la sinodalidad, el camino de la Iglesia del tercer milenio.

Las tres dimensiones del tema son la comunión, la participación y la misión, que están profundamente interrelacionadas y constituyen los pilares vitales de una Iglesia sinodal. No hay un orden jerárquico entre ellas. Más bien, cada una enriquece y orienta a las otras dos.

Este sínodo se articula en tres fases: una diocesana, una continental y una final, en la que participan los obispos de la Iglesia universal. A nosotros nos incumbe directamente la primera fase, que comenzó el domingo 17 de octubre de 2021 en todas las diócesis.

En cada diócesis hay una persona o equipo de contacto para dirigir la fase diocesana, que se prolonga hasta agosto de 2022. La persona o el equipo de referencia es también el enlace entre la diócesis y las parroquias, así como entre la diócesis y la conferencia episcopal.

En cada parroquia o en cada comunidad cristiana (por ejemplo, nuestra cofradía) se pueden formar uno o varios grupos de personas. El objetivo es que en esos grupos participen las personas más comprometidas con el día a día de la comunidad, las personas que participan esporádicamente y, también, las personas que, siendo bautizadas, se sienten alejadas o marginadas de la vida de la Iglesia.

Esos grupos dirigidos por un responsable, realizan sus reuniones, con una periodicidad establecida, y dialogan sobre los materiales y temática prescritos. Al acabar todas sus reuniones elaborarán una síntesis de las aportaciones que han realizado, y se enviará al equipo de referencia en la diócesis.

El equipo de referencia reúne todas las aportaciones y elabora una síntesis de diez folios que presenta en una reunión final y la consiguiente celebración de la experiencia sinodal en las diócesis.

El trabajo en las diócesis debe implicar una verdadera participación de todos los que se han sentido invitados a ello. Por eso, las características de este tiempo en las diócesis deben ser las siguientes: Discernimiento, accesibilidad, conciencia cultural, inclusión, asociación, respeto, síntesis precisas, transparencia e imparcialidad.

Son muchos los materiales que se van publicando para el desarrollo de las sesiones grupales y para la propia formación e información individual. En esta web de la diócesis los puedes encontrar: www.vita.archizaragoza.org La Cofradía de las Siete Palabras y de San Juan Evangelista se quiere adherir a esta iniciativa universal, con la convicción de que, aquellos hermanos que participen en un algún grupo sinodal, no lo vivirán como una reunión más, sino como un modo de ser y hacer Iglesia.

Fernando Urdiola Guallar
Consiliario de la Cofradía