Nuestro hermano Fernando Arregui ha sido nombrado oficial del Dicasterio para los Obispos

Nuestro hermano Fernando Arregui ha sido nombrado oficial del Dicasterio para los Obispos
Fernando Arregui, nombrado oficial del Dicasterio para los Obispos

La Cofradía comunica con gran júbilo que nuestro hermano y consiliario de honor, Fernando Arregui Moreno, ha sido nombrado oficial del Dicasterio para los Obispos, por lo que próximamente se trasladará a Roma para ejercer su nueva labor pastoral en la Curia Romana.

Fernando, “uno de los nuestros”

Nacido el 24 de marzo de 1966, Fernando es cofrade desde la cuna y, a través de su participación activa en la Cofradía, sintió la llamada de Dios.

Licenciado en Derecho Canónico por la Universidad Pontificia de Salamanca y doctor en Derecho por la Universidad de Zaragoza, fue ordenado sacerdote en 1993, ejerciendo su ministerio pastoral en nuestra ciudad, siendo vicario de la parroquia de Madre de Dios de Begoña y de la del Sagrado Corazón de Jesús, de la que sería también párroco, al igual que de San Miguel de los Navarros y, desde 2022, de la de San Gil Abad. También ha sido consiliario diocesano de Acción Católica General de Adultos, de Stadium Casablanca y del Real Zaragoza.

En la archidiócesis, ha ido desempeñando igualmente cargos de especial relevancia, ejerciendo de delegado episcopal de Pastoral Vocacional, rector del Seminario Metropolitano, vicario judicial del Tribunal Interdiocesano y profesor del Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón.

En 2005, su amor y compromiso con nuestra Cofradía se intensificó al ser nombrado hermano consiliario, desarrollando una inmensa labor apostólica siendo parte fundamental en la organización de los campamentos y de otras muchas actividades tanto pastorales y pedagógicas como de carácter más cultural y lúdico. Su pasión por las cofradías y su conocimiento de la religiosidad popular le llevaron en 2018 a asumir el encargo de afrontar la dirección espiritual tanto de la Junta Coordinadora como de la delegación episcopal de Pastoral de las Cofradías y Hermandades de Semana Santa, emprendiendo en su seno diversas iniciativas con las que potenciar la formación cristiana y cofrade.

Su nueva labor pastoral en el Dicasterio para los Obispos

El Dicasterium pro Episcopis es la denominación que actualmente recibe la institución de la Curia Romana que, al servicio del Romano Pontífice en el ejercicio de su supremo oficio pastoral y de su misión universal en el mundo, trata «todo lo relativo a la constitución y provisión de las Iglesias particulares y al ejercicio de la función episcopal en la Iglesia latina». De esta manera, también se ocupa en colaboración con los obispos y las conferencias episcopales «de la constitución de las Iglesias particulares y de sus agrupaciones, de su división, unión, supresión y otros cambios», disponiendo asimismo de todo lo relativo «al nombramiento de los obispos diocesanos y titulares, a los administradores apostólicos y, en general, a la provisión de las Iglesias particulares».

Con origen a finales del siglo XVI, actualmente el Dicasterio para los Obispos se encuentra en proceso de renovación y adaptación a la “Constitución Apostólica sobre la Curia Romana y su servicio a la Iglesia en el Mundo Praedicate Evangelium”, promulgada por el papa Francisco y que entró en vigor el pasado 5 de junio de 2022, estando al frente del mismo, como prefecto, monseñor Robert Francis Prevost Martínez, O.S.A, quien hasta hace unos meses era obispo de la diócesis peruana de Chiclayo.

En el desempeño de su nueva labor pastoral, Fernando coincidirá con otro aragonés (con quien precisamente compartió años de estudio en el Seminario), el oscense y actualmente obispo de Teruel y Albarracín, monseñor José Antonio Satué Huerto, quien fuera nombrado el pasado 9 de septiembre del presente año 2023 como miembro del Dicasterio (al unísono que el cardenal-arzobispo de Madrid, monseñor José Cobo Cano).

El cargo de oficial para el que ha sido nombrado, tal y como se prescribe en la citada Praedicate Evangelium, es asumido por clérigos (e incluso laicos) procedentes de diferentes partes del mundo (con el fin de reflejar la universalidad de la Iglesia), siendo elegidos aquellos que, bajo criterios objetivos y de transparencia, se distinguen «por la debida experiencia, la ciencia confirmada por adecuados títulos de estudio, la virtud y la prudencia». Según adelanta el propio Fernando, su labor pastoral consistirá, por tanto, «en gestionar todo lo relativo a los obispo de habla hispana» y, siguiendo la regla general, permanecerá en el puesto al menos durante cinco años.

Desde estas líneas, queremos nuevamente felicitar a Fernando y agradecerle toda su labor pastoral y evangelizadora, su dedicación y amor por nuestra Cofradía, deseándole todo lo mejor en esta importante labor eclesial encomendada con la que seguro que contribuirá, como en todo lo que ha desarrollado en su vida, a mantener una Iglesia fiel a su misión pero acorde a los tiempos complejos que nos ha tocado vivir.

Además, invitamos especialmente a todos los hermanos de la Cofradía a la misa capitular que celebraremos el próximo domingo 17 de diciembre a las 9:30 horas en la Iglesia Parroquial de San Gil Abad y que será presidida por él.