Protagonistas de la primera guía de la moderna Semana Santa zaragozana

Protagonistas de la primera guía de la moderna Semana Santa zaragozana
Protagonistas de la primera guía de la moderna Semana Santa de Zaragoza

Como ya anticipábamos días atrás, hoy presentamos en nuestra web otro de los documentos de especial relevancia que hemos podido hallar en el transcurso del proceso de búsqueda, recuperación y digitalización de fotografías y documentos que, a partir de ahora, formarán parte del patrimonio de la Cofradía con la verdadera importancia que merecen.

En esta ocasión, se trata de la guía de la “Semana Santa en Zaragoza” del año 1943, cuya portada está protagonizada por un fotografía de nuestra Cofradía, en la que aparecen varios de los hermanos que componían una de las filas “de vela” durante los primeros instantes de la salida procesional en la mañana del Viernes Santo, con la fachada churrigueresca de la Real Capilla de Santa Isabel de Portugal como fondo, siendo ésta una prueba más de la repercusión, la expectación y el auténtico “boom” que provocó en la Semana Santa zaragozana nuestra rompedora manera de entender las procesiones penitenciales.

Sobradamente eran conocidas las guías de la Semana Santa de nuestra ciudad que, bajo la edición de la propia Hermandad de la Sangre de Cristo, eran publicadas durante la década de los cuarenta y cincuenta del siglo pasado, y en la que, tras superar la pertinente censura eclesiástica y «con la colaboración de sus cofradías filiales y subvencionado por la Comisión Permanente de Festejos del Excelentísimo Ayuntamiento», se detallaba tanto el “Santo Entierro” como los itinerarios de las procesiones que cada año iban a celebrar sus distintas “cofradías filiales” incluyendo, adicionalmente, un breve estudio de la historia particular de cada una de las mismas, siendo todo ello acompañado de importantes colaboraciones literarias, e ilustradas con fotografías y dibujos de reputados artistas como Manuel Bayo Marín o Ángel Lalinde Acereda, quien, por cierto, se encargó de diseñar la portada de esta guía de 1957, que asimismo constituía el icónico y recordado cartel oficial de la Semana Santa de ese año protagonizado por nuestra Cofradía.

Hasta el momento, y dejando al margen las publicaciones que, desde la segunda mitad del siglo XIX venía llevando a cabo la Hermandad de la Sangre de Cristo sobre el “Orden y explicación de la Procesión del Santo Entierro que celebra en la tarde de Viernes Santo …”, la guía más añeja que informaba sobre los actos de la moderna Semana Santa zaragozana en su conjunto, estaba datada del año 1944 y en cuya portada aparecía el transcurrir de la Cofradía de Nuestra Señora de la Piedad y del Santo Sepulcro con su titular transcurriendo por el ya desaparecido “arco del Arzobispo”, en una bella pintura realizada por el dibujante y humorista gráfico Enrique Ortega Frisón quien, a su vez, era hermano de la misma.

Sin embargo, en investigaciones recientes, especialmente en la llevada a cabo en 2019 por Javier Velázquez López y publicada en el número 19 de “Tercerol. Cuadernos de Investigación” bajo el significativo título de “Las guías de la Semana Santa de Zaragoza”, se señalaba que estas guías comenzaron a publicarse a partir del año 1943, si bien, ni el autor ofrecía más detalles sobre esta guía precursora ni incluía su portada entre las ilustraciones que acompañaban el artículo, mostrándose únicamente las de los años 1944, 1945 y 1946, amén de otras posteriores entre 1950 hasta 1958, año en que parece ser dejaron de editarse.

Siguiendo estas líneas, finalmente, y gracias a la esencial colaboración de nuestro hermano Jesús García-Belenguer Barbeira, pudimos dar con la deseada guía del año 1943, pudiendo descubrirla completamente y analizarla en profundidad, llamando la atención que ni en la portada ni en los créditos aparece referencia alguna al año, si bien, como señalaremos seguidamente, si puede constatarse la datación, tanto de manera directa como indirecta.

La publicación fue editada por el Sindicato de Iniciativa y Propaganda de Aragón (conocida por su acrónimo SIPA), institución surgida durante el primer tercio del siglo XX y que todavía perdura con la loable misión de «proporcionar el conocimiento de Aragón dentro de nuestra Comunidad, en España y en el mundo» encargándose, entre otras actividades, de la publicación desde el año 1925 de la revista “Aragón” (actualmente llamada “Aragón Turístico y Monumental”).

Precisamente, en el nº 181 de la citada revista, correspondiente a los meses de marzo y abril de 1943, se incluye un espectacular reportaje titulado “Magnificiencia de la Semana Santa en Zaragoza”, en el que se da cuenta del «interés cada día mayor que estas fiestas religiosas despiertan fuera de nuestra ciudad, ha animado al S.I.P.A. a editar un lindo folleto, patrocinado por el excelentísimo Ayuntamiento y la excelentísima Diputación, Dirección General de Turismo, Caja General de Ahorros y Monte de Piedad y la Cámara de Comercio».

En efecto, en los créditos del “folleto” hallado se especifica que la edición ha sido llevada a cabo por el Sindicato de Iniciativa y Propaganda de Aragón, estando patrocinada por el Excmo. Ayuntamiento de Zaragoza, la Excma. Diputación de Zaragoza, la Dirección General de Turismo, la Caja General de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza y la Cámara de Comercio de Zaragoza.

Conformada por 18 páginas y completamente en blanco y negro, además de por la citada portada protagonizada por nuestra Cofradía y por una contraportada en la que se incluye en gran tamaño el emblema de la Hermandad de la Sangre de Cristo, se ponía a la venta al precio de 2 pesetas, estando impresa en los reputados talleres tipográficos que en la calle Loscos poseía Eduardo Berdejo Casañal, estrecho colaborador en los proyectos editoriales del SIPA e impresor de la mencionada revista “Aragón”.

La parte literaria lleva la firma del reconocido maestro de carrera y periodista de vocación, Rafael Jiménez Muñoz, quien desempeñó gran parte de su trayectoria profesional escribiendo para “El Noticiero”, además de ser habitual colaborador del semanario católico “El Pilar”. Precisamente, su «amor a las cosas de Aragón y su devoción a la Santísima Virgen del Pilar» (tal y como rezaba su obituario tras su muerte en el año 1960), le hizo ser uno de los más prolíficos escritores del catolicismo popular aragonés del siglo XX, siendo además “Caballero del Pilar” y receptor de la propia Hermandad de la Sangre de Cristo.

El numeroso material gráfico procede del objetivo de dos de los más reputados fotógrafos aragoneses, como son Manuel Rodríguez Aramendia y Joaquín Gil Marraco, si bien al no estar firmadas individualmente las obras resulta complejo identificar la autoría de cada una de ellas.

La publicación comienza en la pág. 3 con la “Breve noticia histórica de la Semana Santa en Zaragoza”, referida principalmente a la historia de la Hermandad de la Sangre de Cristo (dando también breves apuntes sobre la primitiva “Esclavitud de Jesús Nazareno” y de la “Cofradía del Santísimo Cristo atado a la Columna”), pasando seguidamente a explicar cómo “Se inicia la transformación de la Semana Santa” y desglosando cada uno de los “Desfiles procesionales” por orden cronológico de días.

En este apartado aparece la referencia a nuestra procesión titular del Viernes Santo, señalando que:

A las doce de la mañana sale de Santa Isabel la Cofradía de Las Siete Palabras, y en siete puntos distintos de la ciudad, diferentes oradores sagrados predican un sermón sobre cada una de las Siete Palabras que Cristo dijo en la Cruz. Esta procesión se distingue por el gran número de tambores que redoblan sus cofrades.

Pág. 9 de la guía «Semana Santa en Zaragoza», editada en 1943

Tras desglosar el cortejo procesional del “Santo Entierro”, en la página 12 comienza un espacio dedicado a las “Características de cada Cofradía”, ordenadas por riguroso “orden de constitución como filiales de la Hermandad de la Sangre de Cristo”.

Curiosamente, la ubicación de las fotografías está alterada, no coincidiendo la imagen con la cofradía de la que se escribe. Un “error de imprenta” que sitúa una foto de nuestra primera salida procesional en la mañana del Viernes Santo de 1940 (mostrando el paso de “El Calvario” portado por hermanos de la Cofradía ataviados con tercerol negro, transcurriendo por la calle Alfonso I y entrando a la plaza Sas), en el espacio dedicado a la Cofradía de la Piedad y viceversa (apareciendo en “nuestro” espacio, una fotografía de la procesión por la que dicha Cofradía se incorpora al Santo Entierro desde la Iglesia de San Nicolás).

El texto que refiere a nuestra Cofradía es el siguiente:

COFRADÍA DE LAS SIETE PALABRAS Y DE SAN JUAN – Fué fundada en 1940. Es su Hermano Mayor don Jorge Emilio Lasala Liñán. Pertenecen a ella 123 hermanos, procedentes de la Juventud de Acción Católica.

Tiene su fiesta titular la víspera de San Juan, celebrando solemne claustro y bendición de hábitos.
A mediodía del Viernes Santo, celebra su procesión, predicándose las Siete Palabras en distintos puntos de la ciudad por diferentes oradores.

Su hábito consiste en túnica blanca con ceñidor y capirote verdes, con el anagrama de Cristo que tienen por emblema, que llevan en verde sobre el blanco antifaz. Zapatos y guantes, negros.

Pág. 15 de la guía «Semana Santa en Zaragoza», editada en 1943

Es precisamente en este repaso de las distintas cofradías existentes, cuando llegamos a la antepenúltima de las páginas, con la que se disipa de modo tangible cualquier duda que pudiera existir sobre la datación, pues habla de la recién fundada “Cofradía de la Oración del Huerto”, cuya constitución se había producido el 13 de agosto de 1942, indicando explícitamente que la misma «hará su primera salida en el año actual de 1943».

La confirmación de que esta es la primera de la serie de guías sobre la Semana Santa zaragozana, aparece precisamente en la “Presentación y ofrecimiento” de la guía del año 1945, cuyo texto comienza indicando que «por tercer año consecutivo ve la luz esta publicación, debida a la caridad pública que pretende propagar los fines espirituales que cumplen la M.I.A. y R. Hermandad de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo y Madre de Dios de Misericordia y sus Cofradías filiales, así como también contribuir, siquiera sea con modestia, a fomentar la devoción de la Santa Pasión del Señor».

Consiguientemente, podemos afirmar que una fotografía de nuestra Cofradía protagoniza la que puede considerarse como la primera guía general de la Semana Santa de Zaragoza moderna, la Semana Santa surgida a partir de la “huelga de terceroles” de 1935 e integrada por distintas cofradías penitenciales filiales de la Hermandad de la Sangre de Cristo.